Breaking News

Las 10 razones para un Atlético campeón

"Partido a partido", deslizaba por enésima vez Diego Pablo Simeone para despejar a su Atlético el cartel de favorito al título de Liga. "Faltan 25 fechas", insiste el argentino por el mismo motivo. Obviamente, el técnico quiere quitar presión al equipo, pero es indudable que hay motivos para creer en un posible título que recordaría al logrado en 2014. Aquí, repasamos algunos.

PEGADA

El Atlético ha doblado su pegada respecto al curso pasado. Los 26 tantos en 13 jornadas dan una media de dos tantos que supera claramente lo conseguido hace un año. Además, los rojiblancos han logrado no tener dependencia de sus futbolistas más dotados para el gol. Si Suárez falla aparece un defensa como Hermoso y un medio como Llorente para ganar un duelo duro como la Real.

SOLIDEZ DEFENSIVA

Apenas cinco tantos en 13 jornadas colocan a Oblak en el camino de su quinto Zamora. El esloveno, habitual destacado, pasó desapercibido ante la Real Sociedad, pero son muchos los partidos en los que ha sido decisivo con sus paradas. La línea defensiva ayuda a esa fiabilidad atrás, pero la defensa es cosa de todos. Los delanteros arrancan la presión, los medios ahogan a los rivales y así apenas crean ocasiones. Un muro difícil de tirar incluso para equipos ofensivos como la Real Sociedad.

FONDO DE ARMARIO

Pese a las bajas de Giménez y Joao, dos de los líderes del equipo, Simeone sacó en el segundo acto a jugadores como Saúl, Kondogbia, Costa o Lodi. También tenía en el banquillo a futbolistas como Vitolo o Torreira. Muchísimo talento en el banquillo para, cuando vienen mal dadas, cambiar la suerte de un encuentro. Los cinco cambios, además, ayudan a decidir en los minutos finales al tener más recursos que la mayoría de los rivales.

NO DEPENDE DE NADIE

El Atlético ganó al Barça sin Suárez y a la Real sin Joao Félix. Son, quizá, los mejores ejemplos de que no tienen dependencia de ninguna de sus estrellas. Quizá Oblak y Koke sean los únicos jugadores que ahora mismo no tienen relevo. El resto presentan sustitutos que lo pueden hacer tan bien como ellos... e incluso mejorarlos. Un valor añadido en una temporada con tantos partidos.

DOS CUCHILLOS EN BANDAS

Llorente y Carrasco se han convertido en dos auténticos cuchillos ofensivos. Dos jugadores que crean peligro, rompen entramados defensivos y deciden partidos. Además, tienen físico para estirar el equipo y salir a la contra. Dos jugadores vitales por lo que aportan en ataque, pero también por su implicación defensiva. Ambos son básicos para El Cholo.

Video thumbnail
"No nos puede otra cosa que no sea el partido a partido"

FE EN SUS POSIBILIDADES

Este Atlético cree en sus posibilidades. Se nota cuando van empate y buscan la victoria, pero también en cómo buscan el segundo cuando marcan el primero. El grupo se ha convencido de que esta puede ser su temporada y van juntos para lograrlo. Lo demuestran levantándose en los peores momentos, como las dos victorias tras perder en el derbi su condición de invictos.

FÍSICO SUPERIOR

Son muchos los partidos en los que el Atlético se ha impuesto en los segundos actos... e incluso en los minutos finales. El físico superior de varios de sus jugadores está siendo determinante. El caso de Llorente es evidente, pero no es el único futbolista que está a un gran nivel físico que le permite superar a sus rivales por su capacidad para desplegarse.

MÁS HAMBRE QUE NADIE

De las plantillas de primer nivel puede que sea la que más hambre de títulos tiene. Las de Madrid o Barça, por ejemplo, lo han ganado todo. Algo que siempre baja un punto de intensidad peleando objetivos respecto a un Atlético en el que desde 2014 no se gana ni una Liga ni una Champions. Oblak, por ejemplo, es uno de los capitanes y no ha ganado ninguno de los dos grandes títulos.

GRUPO UNIDO

Cuando hay un problema, como el de los gestos con los cambios, se habla en la caseta. Se trata de un grupo unido en el que nadie destaca por encima, ni siquiera los que tienen el cartel de estrella. De hecho, Suárez se ha integrado a la perfección pese a su palmarés y el perfil de los pesos pesados (como Koke) es más dialogante que dictatorial. Algo que, cuando las cosas van bien, evita problemas.

... Y SIMEONE

Es la clave de todo. El líder del grupo. El hombre de las 300 victorias. El que cambió la entidad para hacerle pelear por todo. Como adelantó MARCA el club ya piensa en ampliar el vínculo, ahora es hasta 2022, con el argentino, el entrenador que llegó al Atlético para llevarlo a lo más alto. Y va camino de ello en esta Liga.