Breaking News

España se enfrenta a un grupo asequible y a un lío diplomático: Kosovo no es reconocida por Madrid, Atenas y Tiflis

La selección española ya conoce la ruta que debe desembocar en su duodécimo Mundial consecutivo, el decimosexto en su historia, la ruta para recuperar la estrella ganada en Sudáfrica con el gol de Iniesta. El sorteo celebrado esta vez en Zúrich, a causa de la pandemia, ha trazado una ruta en la que los rivales son: Suecia, Grecia, Georgia y Kosovo.

 

España tenía asegurado ir a uno de los grupos con cinco equipos gracias a ser campeona de su grupo en la Liga de las Naciones. Eso permite liberar la ventana de octubre para disputar la Final Four. Fue la segunda en salir, al grupo B.

Así fue el sorteo de la fase de clasificación para Qatar 2022

La primera en salir fue Suecia, rival de España en la Euro en junio y que también lo fue en la clasificación: 3-0 en Madrid y el agónico 1-1 con el gol de Rodrigo en el descuento. Los suecos se han medido a España 15 veces, con siete victorias españolas y tres suecas. Eso sí, La Roja nunca fue capaz de ganar en suelo sueco. Es un rival habitual porque también lo fue en la clasificación para la Euro de 2008.

La siguiente bola en salir para España fue la de Grecia, un rival mucho menos habitual que los suecos. La última vez que España peleó con los helenos en una fase de clasificación fue para la Euro de 2004. Su 0-1 en La Romareda condenó a la selección de Iñaki Sáez a ir a la repesca. Se han jugado 10 España-Grecia, con siete victorias españolas y solo una helena. La última fue el 2-1 en Salzburgo en la Euro de 2008 con los goles de De la Red y Güiza.

La tercera pieza que conoció España fue la de Georgia. Fue la selección que derrotó a España en Getafe antes de viajar a la Euro de 2016. El Tiflis, para estar en Brasil 2014, España sufrió una barbaridad y solo fue capaz de ganar con un gol de Soldado casi en el 90. Antes, los georgianos mandaron un remate a la madera. En la vuelta, en Albacete, el choque acabó con un 2-0. Son los tres únicos precedentes.

Y el grupo lo cerró Kosovo. Una selección sin precedentes ante España y que presenta trabas diplomáticas. España siempre se ha opuesto a tratar con Kosovo al más alto nivel por los paralelismos con Cataluña. Sin embargo, esa tensión se ha rebajado la tensión. Madrid sigue oponiéndose al reconocimiento de Kosovo, y apoya completamente a Serbia en su pulso. Sin embargo, en abril se produjeron los primeros contactos entre gobiernos, aunque fuera vía telemática. En fútbol hace tiempo que la RFEF decidió aceptar las normas de la FIFA, algo que no han hecho Bosnia-Herzegovina, Rusia y Serbia. De hecho, el sorteo natural habría mandado a Kosovo al grupo A, pero como estaba Serbia era una opción vetada. De lo contrario, Azerbayán habría sido el rival de España. Del grupo de España, solo Suecia reconoce la independencia kosovar. Atenas y Tiflis tampoco lo hacen, pero sí permiten a sus equipos competir con los de Kosovo.

Hay que recordar que pasa solo de manera directa la campeona de cada uno de los 10 grupos. La segunda va a la repesca junto a las dos primeras selecciones del ranking de la Liga de las Naciones que hayan sido campeonas de grupo y no logren ser primera o segunda en su grupo para Qatar. Los partidos para España serán tres en marzo y septiembre y dos en noviemmbre.