Breaking News

El problema del Real Madrid tiene un nombre: el nombre del rival

No era una cuestión de nombres, porque jugaron los mismos. O sí. Es cuestión del nombre del rival. De si les 'pone' o no. De mentalidad.


El Real Madrid bajó un escalón porque lo que tenía delante era un día corriente, un martes laborable, nada comparable a un derbi o un partido a vida o muerte en Champions. Cuando el Madrid juegue la Superliga Europea y se enfrente cada semana al Liverpool o a la Juve será imparable. Pero mientras tiene que seguir jugando contra Athletic, Eibar, Granada o Elche, por nombrar a sus próximos rivales. Y si quiere ganar LaLiga le tiene que 'poner' jugar esos partidos también.

Cuando el Madrid fiche un goleador, el fútbol va a fichar un centrocampista brutal. Karim Benzema nunca va a ganar un Balón de Oro, ni una Bota de Oro, pero tiene algo que no dan los premios. Las ganas de verle. Igual que se permite la opción de escuchar diferentes audios, se debería habilitar una retransmisión alternativa con una cámara que sólo siga a Benzema para no perderse ni uno de sus movimientos, como un documental de naturaleza. Y encima marca. Qué jugador...

Raúl García salió, le dio un palo a Modric nada más empezar, le dejó un recado a Kroos y repitió con el alemán con un duro pisotón. En 14 minutos. Nada que no hubiéramos visto antes. Lo novedoso fue que Gil Manzano le amonestó pronto y le expulsó justamente al cuarto de hora. Se iría cabreado y extrañado al vestuario, normal. Pero no por falta de justicia, sino por falta de costumbre.

La recuperación de Hazard, que ya pisa césped en Valdebebas, se cierne como una sombra amenazante sobre un Vinícius que no está aprovechando la baja del belga como para generar debate cuando vuelva Eden. Sí, trabaja, ayuda en el repliegue, es voluntarioso, ha estado en el once en los días importantes... pero no genera lo que tiene que generar, lo que se le pide. Cuando mejor juega el Madrid, cuando más serio está el equipo y más domina el fútbol, menos influencia tiene el brasileño. ¿Logrará Vinícius que haya debate cuando Hazard esté sano?

Cómo ha vuelto Carvajal... Por muy bien que estuviera Lucas, que lo estaba, el 2 no admite debate. Gol contra el Atleti, asistencia contra el Athletic y una sensación de superioridad física en su banda impresionante. A un tipo que ha ganado cuatro Champions no se le mueve la silla así como así.