Breaking News

Anthony Joshua pulveriza a Pulev y su destino es Tyson Fury

Muy buena pelea de Anthony Joshua (24-1-0, 22 KOs), que dominó el combate ante Kubrat Pulev de principio a fin y que terminó ganando por KO en el noveno asalto tras un derechazo imparable que impidió a La Cobra volver a ponerse en pie. De esta forma, AJ retiene sus títulos mundiales IBF, WBO y WBA del peso pesado en su regreso a los cuadriláteros tras un año ausente.

 

Como no podía ser de otra manera, se le preguntó al término de la contienda por la posible unificación entre los dos campeones actuales de la categoría y el de Watford contestó: "Comencé este juego en 2013, por supuesto que quiero el desafío, si el desafío es Tyson Fury, que sea Tyson Fury". Sin duda, es el combate que quieren todos los aficionados, aunque lo más probables es que haya que esperar al segundo semestre de 2021 para que lo veamos.

Los aficionados ya aguardan con ganas un duelo entre los dos pesados más destacados, pero si de algo sirvió a Joshua su combate de esta noche ha sido para evidenciar que lo que le sucedió contra Andy Ruiz en el Madison está ya olvidado y se puede considerar un tropiezo. El británico peleó muy sólido, llevando el ritmo de combate, jabeando de maravilla y lanzando calculados y fieros ataques a su oponente, al que mandó a la lona ya en el tercer asalto. Se lanzó como un león a por una presa herida, pero no hubo manera entonces de que acabara con La Cobra.

Anthony Joshua fue a saludar a Floyd Mayweather tras ganar.

Pero esta vez AJ se mostró algo más prudente que con Ruiz en Nueva York y ya después de que Pulev fuera salvado por la campana aguardó su momento. Se mantuvo muy activo durante los asaltos sucesivos, minando al aspirante con sus golpes rectos y metiendo combinaciones rápidas y peligrosas que trataba de cerrar con su upper.

Pulev resistió hasta el noveno asalto, cuando Joshua lo cazó con una serie de ganchos. Ahí se quedó muy tocado y lo siguiente fue recibir un derechazo terrible que acabó con la pelea y que devuelve al campeón el prestigio perdido el día que lo noqueó Andy Ruiz. Aquel combate siempre estará ahí, pero cuando menos AJ ha vuelto a demostrar que es un excelente boxeador, el mejor pesado junto a Fury, pese a que sus detractores piensen que su mandíbula es endeble.