Breaking News

5-0 y manotazo del Real Madrid a la crisis

Los cinco días dramáticos del Madrid (entre las dos derrotas ante Alavés y Shakhtar) han dado paso a los ocho días fantásticos, en los que han ganado las tres finales que tenían por delante ante Sevilla (0-1), Gladbach (2-0) y Atlético (2-0). Un 5-0 global para un 'manotazo' a la crisis.


El Madrid venció en el derbi y sale a lo grande de la enésima crisis deportiva en la que se había metido, en uno de los comienzos más convulsos del conjunto blanco en las últimas temporadas. La montaña rusa en la que anda subido el equipo vive un nuevo capítulo en el que los resultados vuelven a sacarlo de la caída en picado en la que se había metido hace apenas 11 días, cuando el Shakhtar hurgaba en la herida abierta por el Alavés.

Por entonces el panorama era oscuro en la Casa Blanca y el futuro de Zidane en el banquillo estaba más cuestionado que nunca. El Madrid acumulaba cinco derrotas en 16 partidos y era incapaz de enganchar una racha de victorias que le permitiese salir del túnel. La situación en Liga y Champions el 1 de diciembre era límite. Los blancos corrían el riesgo de despedirse de la máxima competición continental y de descolgarse de la competición doméstica a las primeras de cambio.

Pero el Real ha sabido salir airoso de la crítica situación y con el mérito añadido de un calendario extremadamente peligroso. Los blancos tenían que visitar el Pizjuán y luego recibir al Atlético, que marchaba intratable en la Liga. Entre medias, afrontar la final por la Champions ante el Gladbach.

Pues bien, el Madrid ha firmado un espectacular pleno con las que ha solucionado de un plumazo todos los problemas, y los ha solucionado con nota. El equipo se clasificó primero en la Champions y se ha enganchado a LaLiga, situándose a tres puntos del Atlético (con un partido más). Casemiro decía que el Madrid gana las finales y así lo han hecho. Vencieron en el Clásico, al Inter (dos) y las tres de esta semana.

La vida se ve de otro color en el Madrid, que se toma un respiro tras semanas de tensiones. Y es que el conjunto blanco no ganaba tres partidos seguidos desde el 4 de octubre, cuando encadenó los triunfos ante Betis, Valladolid y Levante.

El Madrid toma aire y Zidane es la figura que sale más reforzada de la gran reacción. El técnico vuelve a recuperar gran parte del crédito perdido y sale airoso de una situación crítica, la más delicada desde que regresó al banquillo en marzo de 2019. Porque más allá de los resultados, las sensaciones son muy buenas en esta racha de victorias, convincentes todas ellas y en las que hay un cambio drástico en la imagen y en el juego del equipo.