Breaking News

Wilder denuncia que Fury escondía algo en sus guantes y que le adulteraron su agua

El estadounidense se quejó de que Fury habría luchado contra él con algo escondido en los guantes y asegura que el agua que bebió en el combate estaba manipulada.

 

 
 

Deontay Wilder ha querido denunciar en los últimos días una serie de irregularidades que, a su juicio, se cometieron durante la pelea que le enfrentó a Tyson Fury el pasado 22 de febrero en Las Vegas y en la que 'The Gypsy King' derrotó por KO técnico al estadounidense en el séptimo asalto.

A través de un vídeo difundido en su cuenta de Instagram, Wilder denuncia que es probable que Fury luchase contra él en febrero con mancuernas de mano escondidas en el guante y expone varias imágenes para demostrarlo. "Se vio en la primera pelea cuando Ricky Hatton te quitó los guantes para poner la mano en una posición inapropiada. Intentaron el mismo método la segunda vez, pero esta vez me rascaron carne de las orejas y eso provocó que sangrase. Es imposible que un guante nuevo de 10 onzas se doble, tenga una forma aplastada o un espacio hueco. Creo muy seriamente que puso algo en su guante, algo como una mancuerna de mano. Esa es la razón por la que un lado de mi cara se hinchó con marcas de mancuernas de mano y me dejó una hinchazón también. Pese a ello no pudiste reprimirme, habrías tenido que matarme. Al final, un árbitro con mentalidad de cangrejo y un entrenador desleal tiraron la toalla para detenerme", aseguró 'The Bronze Bomber'.


 

Wilder también aprovechó la ocasión para retar a Fury en busca de un nuevo combate y aseguró que, tras la revancha, firmaron una cláusula para otra revancha entre ambos, por lo que le exige que cumpla la palabra dada. "Cuando la pelea terminó en empate, te dije que quería una revancha. Sabes que me ofrecieron más dinero para pelear con Anthony Joshua que para volver a boxear contigo. Siendo un hombre de palabra, luché contigo como dije que haría. En el acuerdo de revancha, había una cláusula de revancha. Ahora es momento de que seas un hombre y cumplas tu palabra en lugar de burlarte de nuestro acuerdo. La gente que está asustada corre, pero un hombre asustado que rompe su contrato es un cobarde".

 


"Mi agua fue manipulada"

Además, en declaraciones a 78SportsTV, Wilder aseguró que el agua que bebió durante el combate estaba manipulada y señala al que fuera su entrenador, Mark Breland, el hombre que arrojó la toalla en la segunda pelea contra Fury. "Mi agua estaba adulterada, era como si tomase un relajante muscular o algo así. Mi agua fue manipulada. Era como si no tuviera el control sobre mi cuerpo, mis piernas estaban débiles... Creo que Mark Breland tuvo algo que ver con lo de mi agua", aseguró 'The Bronze Bomber', que quiere sacarse la espina de la que, hasta el momento, es su única derrota como profesional, para poner fin también a la racha del imbatido Tyson Fury.