Breaking News

Sergio Ramos: recorte salarial primero y renovación después

El club establece la secuencia para que el capitán continúe. Según la SER, al capitán le ofrecerán los dos años que pide pero no más dinero. El Madrid respetará lo que decida.

 

 

La renovación de Sergio Ramos está menos enquistada de lo que parece. El hecho de que queden sólo 55 días para que el capitán del Real Madrid pueda firmar por cualquier club que llame a su puerta (si no renovase antes, desde el 1 de enero podría por Ley cerrar un acuerdo con quien quiera), ha logrado que entre la afición madridista haya cierta sensación de inquietud ante el temor de que el camero pudiera salir en junio el equipo en el que ha hecho historia como ya sucediese antes con Raúl, Casillas y Cristiano. Pero según pudo saber AS, es más una cuestión de marcar los tiempos y de guardar las formas ante las especiales circunstancias que estamos viviendo por culpa de la pandemia. El programa El Larguero, de la Cadena SER, anunció que la oferta de renovación será por dos años, pero no habrá incremento económico. A partir de ahí, el jugador tendrá la palabra y el club respetará su decisión.

 

La cuestión es sencilla. El plan del club pasa primero por cerrar un acuerdo con la plantilla para que acepte una reducción salarial para paliar los 190 millones de euros en que se han tasado las pérdidas por seguir lo que resta de temporada sin ingresos de taquillas y de merchandising adheridos a los días de partido cuando se jugaban con aficionados en las gradas del Bernabéu. Los jugadores ya hicieron un esfuerzo al término de la temporada pasada al aceptar una reducción del 10% de su ficha anual y renunciar a las primas que les correspondían por ganar la Liga y la Supercopa de España. Ahora el club espera cerrar un acuerdo similar con la plantilla, pero quiere subir ese porcentaje hasta el 15% o 20%.

Una vez que se concluyese ese capítulo con acuerdo por ambas partes, el Madrid acelerará el protocolo de renovación de Sergio Ramos para anunciar la buena nueva antes de que acabe el año. El capitán está informado de toda esta situación, lo que explica que en todas sus manifestaciones públicas se esté mostrando tranquilo y sin ansiedad a pesar de que reiteradamente proclama su deseo de retirarse en el Real Madrid. Su aspiración es batir los récords que tiene a tiro, sobre todo el de partidos oficiales con la camiseta blanca (lo ostenta Raúl con 741, mientras que Ramos lleva hasta ahora jugados 659).

El club pretendía renovarle por un año, hasta 2022, para mantener esa norma no escrita que se aplica desde los tiempos de Santiago Bernabéu, que renovaba a partir de los 30 años a sus jugadores solo por una temporada. Pero el físico era muy diferente en aquella época y ahora los futbolistas son más longevos en su carrera al disfrutar la treintena en buen estado de forma. Además, a Cristiano se le renovó por tres temporadas cuando tenía 31 años, luego ya hay precedentes de excepciones en casos especiales como este. Ramos renovará seguramente hasta 2023, con lo que se aseguraría estar en la primera temporada en el nuevo y flamante Bernabéu (se inaugurará para el verano de 2022). Ramos, que cumplirá 35 años el 30 de marzo, quiere retirarse en el Madrid con 37 u 38 años. Todos los aficionados del Madrid firmarían debajo. Se lo ha ganado.