Breaking News

La pandemia puede costarle a Curry casi 20 millones de dólares

El base de Golden State Warriors cobrará la próxima temporada por contrato 43 millones de dólares, una cantidad que puede verse reducida por el convenio colectivo.

 


El golpe económico que tendrá la pandemia sobre los jugadores de la NBA puede ser monumental. Y para muestra, Stephen Curry. El base de Golden State Warriors firmó en 2017, con dos anillos y dos MVPs, un contrato por 201,2 millones de dólares repartidos en cinco años. El mayor de toda la Liga norteamericana. En la próxima temporada cobrará del mismo 43 millones, casi dos por encima de los 41,4 de Chris Paul (Oklahoma City Thunder) y de Russell Westbrook (Houston Rockets) y de los 41,3 de John Wall (Washington Wizards) y James Harden (Houston Rockets).

Sin embargo, el impacto del coronavirus en los ingresos presentes y futuros de la competición puede reducir la cantidad de Curry en casi 20 millones. Según el convenio colectivo, un porcentaje del salario del jugador se mantiene hasta el final del curso en una cuenta de depósito en garantía, pendiente de las revisiones sobre las ganancias de la Liga. Una vez concluidas estas, si la NBA supera las expectativas de ingresos, el dinero se distribuye entre los jugadores; si las estimaciones fallan, va a los propietarios.

Depósito del 40%

En las últimas campañas, en un escenario de normalidad, la economía fluía sin diques, pero ahora con un descenso generalizado de los ingresos y unas expectativas negras por delante, el depósito de garantía podría ascender hasta el 40% de los salarios de los jugadores.

Un porcentaje que provocaría que Curry tendría en el aire 17,2 millones de dólares y seguros 25,8, una cantidad mayúscula pero doloroso cuando el base estaba a las puertas de los mayores ingresos salarias de su carrera.

Esto tendrá que ser negociado entre las partes al igual que el próximo espacio salarial, que si se orienta por los baremos tradicionales (basados en los ingresos), podría caer en 19 millones, de los 109 a los 90, lo que significaría el mayor descenso de siempre en el margen salarial. En las dos únicas ocasiones que se redujo, no se sobrepasaron los 3 millones: de 58,6 en la 2008-09 a 57,7 en la 2009-10; y de 42,5 en la 2001-02 a 40,2 en la 2002-03.

Última temporada

Curry solo pudo disputar los cinco primeros partidos de la pasada temporada por la fractura del segundo metacarpiano de la mano izquierda que sufrió en el minuto 8:31 del tercer cuarto del partido ante Phoenix Suns.

La lesión de Curry, que fue operado en Los Ángeles, se produjo de manera fortuita. El mejor triplista de siempre en la NBA caía desequilibrado desde una gran altura al intentar entrar a canasta. Por el camino arrastró a Aaron Baynes, con la mala suerte de que los 117 kilos del pívot cayeron justamente encima de la mano izquierda.