Breaking News

El último reto de Carlos Sainz con el McLaren MCL35

El madrileño aún aspira al top-6 en el Mundial y a acabar delante de Norris. Su equipo puede ser tercero en el campeonato de constructores.


Con el Mundial visto para sentencia en la cima (a Hamilton le basta con no perder más de siete puntos con respecto a Bottas para ser campeón en Estambul), la clase media llega comprimida al GP de Turquía. Y Carlos Sainz tiene ganas de continuar con la remontada después de una temporada muy irregular para él en el casillero. Marcha octavo, con 65 puntos, aunque hasta hace pocas carreras ni siquiera estaba en el top-10.Tiene a tiro a su compañero, Norris (séptimo, 69 puntos) y aún es factible alcanzar a Sergio Pérez (sexto, 82 puntos).

Más lejos quedan los dos grandes triunfadores de la zona humilde en 2020: Ricciardo es cuarto con 95 puntos al volante del Renault y Leclerc es quinto con 85 sobre un pobre Ferrari al que el monegasco ha podido sacar partido en ocasiones. Ambos suman dos podios esta temporada. Por delante se escaparon hace mucho tiempo los dos Mercedes y Verstappen.

Para Sainz, las posibilidades de ser 'el mejor del resto' otra vez, como en 2019, se esfumaron pronto por culpa de cinco ceros. Le han afectado demasiado los factores externos: varios pit stop malos de su equipo arruinaron las carreras en 'Austria 2’, Hungría y ‘Silverstone 2’. En la otra carrera de Gran Bretaña, un reventón fastidió lo que habría sido un cuarto puesto. En Spa-Francorchamps no tomó la salida por una avería de camino a la parrilla. Aparte, falló en Rusia con un accidente en la salida y tampoco le fue bien en Mugello, cuando después de un trompo se vio inmerso en un choque múltiple a mitad de pelotón. Su mejor resultado, el segundo en Monza.

El objetivo individual es evidente: acabar el año delante de su compañero de equipo. La situación de Norris ha sido más bien opuesta: empezó 2020 en el podio de Austria y sumó buenos puntos hasta el verano, pero en las últimas cuatro carreras ha tenido tres ceros. Hay cuatro puntos de diferencia entre ambos. En clasificación, los sábados, están empatados a siete. Aunque por detrás aún aprietan Albon (64 puntos) y Gasly (63 puntos).

Entre Sainz y Norris puede interferir el objetivo común de McLaren: ser terceros en constructores es fundamental porque la diferencia económica entre acabar quinto o tercero es de decenas de millones de euros. El equivalente balompédico a entrar en Champions o quedarse fuera de Europa. Con Ferrari fuera de combate desde el inicio, Renault tiene el bronce por detrás de Mercedes y Red Bull con 135 puntos por los 134 de McLaren y Racing Point.

La tendencia favorece a los franceses y el ritmo de carrera, a los británicos. Pero Andreas Seidl, jefe de Woking, sabe cuál es su baza: "Tenemos dos pilotos que siempre consiguen el mejor resultado posible, al contrario que otros rivales". Cuenta con el mejor Sainz, y le necesita, antes de que se marche a Ferrari.